ProfeTube

Contexto

Las salas de clases están vacías...

Nos enfrentamos a nuevos desafíos a nivel global, los cuales nos han obligado a modificar las actividades que realizamos, entre ellas las formas de acceso a la educación.

El desarrollo educativo está pasando de ser un proceso guiado por el/la docente en una sala con estudiantes, a dictarse vía online a través de alguna plataforma digital y/o mediante videos o cápsulas educativas.

El cuerpo docente ha tenido que aprender a usar herramientas tecnológicas para poder entregar conocimientos de manera no presencial, siendo forzado a reinventarse sin una mediación o asesoría de por medio. Usar la tecnología supone todo un desafío, más aún cuando se trata del proceso educativo a distancia. El surgimiento de esta nueva necesidad pone en evidencia la insuficiente preparación que se tiene a la hora de realizar un material audiovisual óptimo de acuerdo a los objetivos de la clase y necesidades de los estudiantes. 

Es indiscutible que la modalidad online no es la forma más idónea para llevar el proceso educativo, sobre todo en niveles educacionales más bajos, donde se requiere mayor dinamismo, entrega clara de información, actividades y preparación de material lúdico que resulten interesantes. En clases presenciales se utilizan otras estrategias para centrar y mantener la atención del estudiantado. Sin embargo, nos encontramos frente a una realidad diferente, en la que los estudiantes agradecerán la disminución de barreras de acceso al aprendizaje como podría ser una falta de estética audiovisual, entre otros obstaculizadores.